3 Abril, 2017

La leyenda

La hazaña del numantino Retógenes contada por Apiano,  es digna de un gran corredor de carreras de obstáculos.

133.A.C. Numancia está sitiada, sin apenas víveres, diezmada por la hambruna y las enfermedades. Un pequeño grupo de cinco guerreros numantinos capitaneado por Retógenes, apodado Caraunio, burla el cerco romano valiéndose de unas ingeniosas escalas, sorteando trampas instaladas en el rio, cabalgando de noche y luchando contra el tiempo la lluvia y el frio.

Al eludir el cerco romano, consigue llegar a Lutia (ciudad de la que no se conoce la ubicación exacta), ya que las otras ciudades a las que se pidió ayuda (Termancia y Uxama) se habían negado por miedo a las represalias de Escipión Emiliano.

Los jóvenes de Lutia simpatizaron con la rebeldía de Retógenes y deciden prestarle ayuda, pero los ancianos, temerosos de las represalias que pudieran sufrir por parte de los romanos, informan a Escipión. Este marcha sobre Lutia y apresa a 400 hombres jóvenes, a los que manda cortar la mano derecha impidiéndoles así levantar su espada contra Roma y morir en combate de forma honrosa.

Hoy rescatamos del olvido esta proeza y os invitamos a revivir la carrera de aquél numantino, en las mismas tierras donde hace 2150 años nació la leyenda. Nuestro logo conmemora de gesta de la carrera de Caraunio en forma de moneda.

Al llegar a la meta,  podrás acuñar tu propia moneda celtíbera para recordar el reto al que os enfrentasteis.
Leyenda jarrón Leyenda mapa Leyenda moneda

Guardar

Guardar